Carlos Enrique Bayo Sep 12
Caben pocas dudas de que la jueza Lamela fue recompensada con un ascenso injustificado al Supremo (por delante de numerosos candidatos mucho mejor cualificados) tras enviar a prisión a los políticos independentistas catalanes.