Sergio Fajardo May 15
Está demostrado: una mujer educada transforma a su familia primero y después el mundo. Las niñas del Pacífico atienden muchas horas menos de colegio que una niña en Bogotá. Esa es una injusticia estructural. .