Orlando Viera-Blanco Dec 1
Caiga quien caiga ha sido la orden enfática del Pdte. . La corrupción es deplorable, censurable, denunciable y condenable. Bravo Pdte por su contundente respuesta. Los Vzlanos debemos reconocer su determinación anti-corrupción evitando generalizar y enlodar sin distinción