Diego Dec 5
El Estado es un devorador insaciable de riqueza, los impuestos son para los políticos como una droga, cada vez quieren más y más.