Joaquín Urias Sep 12
Un juez admite una querella contra Willy Toledo por cagarse (figuradamente) en Dios. Él no comparece y pide que la policia lo lleve a su presencia. Y ¿era necesario detenerlo por la tarde para que pasará una noche en prisión? Intentan meter miedo contra la Libertad de Expresión.