EL PAÍS SEMANAL Aug 17
Oriol Blanes, cocinero, pica cebolla sobre la mesa. En el proceso le sobreviene el clásico picor en los ojos. Sin embargo, la cebolla no le huele absolutamente a nada. Y si la comiese, tampoco le sabría. Blanes tiene anosmia o pérdida del olfato