EL PAÍS España Sep 16
Donde España sí revela, aun hoy, una desconfianza mayor que otros países es en el comportamiento que atribuye a sus políticos. El 82% de los encuestados considera que los políticos “dedican más atención a sus propios intereses que a los de la sociedad”