Carmen Heras Jun 19
En nuestros días la información llega de forma tumultuosa y sin filtro. De creer a los expertos y en nuestra propia experiencia, el flujo ha empezado a ser indigestible, dada la gran cantidad y variedad de temas recibidos en nuestros ordenadores y móviles.