Carlos D. Mesa Gisbert Sep 19
Reitero mi admiración y respeto profundo a la noble y valerosa ciudad de Oruro y a sus habitantes, a los que Bolivia les debe tanto, y pido firmemente que los políticos se abstengan de hacer afirmaciones que dañen la dignidad de las personas