Samuel Mendoza L Oct 22
es nunca encontrarse a merced de los impulsos carentes de autocontrol.