El Observador Sep 12
En 2017, Joshua Horner fue condenado por presunto abuso sexual infantil. Pero el caso dio un giro inesperado gracias a una perra de nombre Lucy