AAFM Jan 18
Abrázate y recuérdate que te quieres. Reencuéntrate contigo mismo, porque no hay mejor medicina que aquella que nace del calor de sentirse Amado.