Jaume Asens Sep 12
Es incompatible con la laicidad detener a alguien por blasfemia. Es volver a los tiempos de la Inquisición. Todo el apoyo a Willy Toledo.