FOPBA Jun 16
El tabaco afecta a través de sus dos vías en la encía y el hueso que soporta los dientes, disminuyendo la irrigación sanguínea por estrechamiento de los capilares y aumentando los mediadores de la inflamación. + INFO