Carlos Verona Apr 15
Muy triste de ver que aún quede gente en el pelotón con tan poco respeto por sus compañeros de equipo y de profesión, y con tan pocos valores como para engañarse a sí mismos. Por suerte el sistema antidopaje parece que funciona, y los tramposos acaban cayendo.